Sólo por hoy…

Viviré exclusivamente el día, sin querer resolver el problema de mi vida todo de una vez.
Viviré el ahora, preocupándome más del presente que del pasado o el futuro.
Viviré aquí, relacionándome más con lo presente que con lo ausente.
Dejaré de imaginar, experimentaré lo real.
Abandonaré los pensamientos innecesarios, más bien sentiré y observaré.
Preferiré expresar antes que manipular, explicar, justificar o juzgar.
Me entregaré al desagrado y al dolor tanto como al placer.
No aceptaré ningún otro debería o tendría más que el mío.
Me responsabilizaré plenamente de mis acciones, sentimientos y pensamientos.

Aceptaré que la vida es como es y no como yo quisiera que sea

A %d blogueros les gusta esto: