Desde nuestra perspectiva de Atención Integral y ya que nos encontramos frente a una Enfermedad Familiar, entendemos que el tratamiento incluye tanto a la persona enferma como a su familia y cuidador principal puesto que, en la mayoría de los casos, son estos quien prestarán los cuidados diarios a la persona afectada en el largo proceso de la enfermedad.

Los objetivos que se pretenden con la intervención son, entre otros:

Ralentizar el proceso de la enfermedad y mejorar la calidad de vida del enfermo y del cuidador

Estimular y mantener las capacidades preservadas

Evitar la desconexión con el entorno

Aumentar su autoestima

Mantener y/o aumentar su autonomía personal

Disminuir el estrés

Fortalecer sus relaciones sociales

¡Bienvenido!

Si no quiere perderse nada de lo nuevo que estamos organizando y preparando puede registrarse a nuestro boletín de novedades.

No se preocupe, nos gusta tan poco el SPAM como a usted, prometemos no molestar demasiado.