Es una enfermedad degenerativa de la corteza cerebral que causa un deterioro progresivo de las capacidades cognitivas (orientación, memoria, lenguaje, cálculo, atención, concentración) y se extiende a otras como la conducta o la autonomía personal.

Esta enfermedad no tiene causa conocida ni se puede prevenir. Sí se pueden evitar factores de riesgo de avance de la enfermedad: estado de ánimo bajo, escasa actividad intelectual, estrés, vida sedentaria, etc.

Lo importante es intervenir cuanto antes para que el tratamiento farmacológico y el no farmacológico (o psicosocial) retrasen la evolución de la enfermedad.

¡Bienvenido!

Si no quiere perderse nada de lo nuevo que estamos organizando y preparando puede registrarse a nuestro boletín de novedades.

No se preocupe, nos gusta tan poco el SPAM como a usted, prometemos no molestar demasiado.