• Sigue la pista de las citas y las cosas.
  • Coloca un agarrador de cocina en el suelo para recordar que tienes el horno encendido.
  • Utiliza notas adhesivas para recordar qué cosas importantes tienes que hacer o cómo funcionan los electrodomésticos (por ejemplo, los pasos para calentar la comida en el microondas).
  • Deja una agenda y un lápiz al lado del teléfono para anotar las citas.
  • Utiliza un dosificador semanal para las pastillas.
  • Ejercita tanto el cuerpo como la mente.
  • Lee el periódico o una revista para mantener la mente activa.
  • Acostúmbrate a nadar o a caminar regularmente.
  • Apúntate a una actividad lúdica (coral, teatro, etc.). La estimulación mental es buena y da ánimos.
  • Participa en actividades sociales.
  • Implícate en aficiones y cosas que te interesen.
  • Hazte voluntario en tu tiempo libre para ayudar a otros.
  • Continúa siendo independiente.
  • Lleva el nombre, la dirección y el número de teléfono en todos los bolsillos de los jerséis y de las camisas, o cómprate un brazalete y anota esta información.
  • Sobre el grifo de agua caliente de la ducha escribe la palabra “CALIENTE” o pega un disco rojo. Utiliza flechas para indicar “ABRIR”.
  • Arregla los papeles.
  • Haz un poder notarial para decir cómo quieres que se te cuide en el futuro.
  • Escribe una “carta de amor” a tus hijos, a tu pareja y a los amigos compartiendo recuerdos valiosos. Guárdala para más adelante.
  • Escribe la historia de la familia. Hay tiendas que venden libros con preguntas sobre detalles concretos.
  • Mantente en contacto con los médicos.
  • Pregunta por los nuevos medicamentos para la demencia (pueden reducir algunos síntomas).
  • Haz una lista de las cosas que te ocurren y de las reacciones que te producen los medicamentos. Así, cuando vayas al médico, podrás informarle.
  • Trabaja sobre tu actitud: ¡Sé positivo¡
  • Procura mantener el sentido del humor.
  • Lleva un “diario de agradecimientos” para anotar todo lo que te ha hecho feliz o lo que debes agradecer cada día.
  • Si te olvidas de algo, no te preocupes. Cuando el día o las tareas se acaban no hay ningún examen. ¡Diviértete!
  • La vida no es un ensayo general.
  • ¡Acuérdate de pasártelo bien cada día!

¡Bienvenido!

Si no quiere perderse nada de lo nuevo que estamos organizando y preparando puede registrarse a nuestro boletín de novedades.

No se preocupe, nos gusta tan poco el SPAM como a usted, prometemos no molestar demasiado.